La terapia Física.  

La terapia física, también conocida como rehabilitación funcional, es la técnica y la ciencia de tratamiento a través de medios físicos como el ejercicio físico y otros agentes como la electroterapia, ultrasonoterapia, magnetoterapia, etc. La gimnasia terapéutica ha conseguido ocupar en los últimos decenios un lugar cada vez mas destacado en el tratamiento de las enfermedades tanto de las enfermedades degenerativas como infecciosas del aparato de sostén y locomotor, como también en el tratamiento posterior de lesiones por accidente y operaciones quirúrgicas, el fisioterapeuta debe incluirse en la relación que se establece entre paciente y medico. En la ortopedia conservadora y quirúrgica, el fisioterapeuta, como miembro del equipo terapéutico, tiene la tarea de estabilizar al paciente, darle movilidad y motivarle. Es precisamente el estrecho contacto con el paciente, que con frecuencia se produce varias veces a la semana, lo que permite a1 fisioterapeuta mas que a ningún otro miembro del equipo tener en cuenta también factores individuales para conseguir un tratamiento con éxito.

  La terapia física es una parte fundamental del proceso de rehabilitación después de un daño cerebral adquirido u otro tipo de lesión como la lesión medular o del aparato locomotor. Si bien los detalles de la rehabilitación dependerá de objetivos individuales, los fisioterapeutas ayudan al paciente a formular objetivos de acuerdo a su estilo de vida, que serán diferentes en un anciano o un joven deportista. la terapia física sirve para ayudar a los pacientes a regresar a su estado anterior o para mejorar tanto como sea posible después de una enfermedad o lesión que ha causado dificultades físicas de un tipo u otro. la terapia física utilizada de esta manera puede reducir el dolor, aumentar la movilidad y evitar mayor dicapacidad.   El terapeuta deberá establecer una valoración previa y personalizada para cada paciente a partir del diagnóstico médico, que consistirá de un sistema de evaluación funcional y un sistema de registro e historia clínica de fisioterapia, en función de las cuales, planteará objetivos terapéuticos y en consecuencia diseña un plan terapéutico utilizando para ello los agentes físicos y el ejercicio físico terapéutico.   La fuerza y la movilidad, habilidades para la vida, y el manejo del dolor son todas las partes críticas de este proceso para cada paciente y su equipo de dar la atención.